Social Bookmark This :

Ultimas Noticias
(para Política)

 
Se destruye mito de que los hombres y las mujeres tienen cerebros distintos
Decrease Text Size Increase Text Size - Jueves, 7 de Noviembre de 2019 - artículo de investigación de David Robson para BBC


Unas conclusiones que presenta de manera convincente en su nuevo libro "The Gendered Brain".
El título es ligeramente engañoso, ya que su argumento se basa en la idea de que no es el cerebro humano el que está intrínsecamente unido "al género", sino el mundo y el entorno en el que crecemos.
Las sutiles señales sobre comportamientos "varoniles" y "femeninos", desde el momento del nacimiento, moldean nuestros comportamientos y habilidades, algo que otros científicos consideran como diferencias innatas.
El libro de Rippon revela la frustración que supone tener que defender este argumento en 2019.
Describe muchas de las teorías sobre las diferencias de género como mitos difíciles de destronar que resurgen constantemente sin importar todas las veces que se desacrediten.
Uno de los argumentos más antiguos que defienden la diferencia entre hombre y mujeres se centra en el hecho de que ellas tienen cerebros más pequeños, lo que siempre se consideró una evidencia de inferioridad intelectual.
Si bien es cierto que, de media, los cerebros de las mujeres son más pequeños en aproximadamente un 10%, existen varias contradicciones a esta suposición.
Vale la pena señalar que el cerebro de Einstein era más pequeño que el del hombre promedio, y en general, muchos estudios encuentran que casi no hay diferencia entre la inteligencia o los rasgos de comportamiento de hombres y mujeres.
Sin embargo, los argumentos persisten en la sociedad.
Rippon argumenta que las diferencias estructurales aparentes dentro del cerebro también se han exagerado.
Como Rippon explica en su libro con bastante ironía: "El mecanismo de filtrado del cuerpo calloso más eficiente de los hombres explica el genio matemático y científico y también su derecho a ser directivos y ejecutivos de la industria, [su capacidad de] ganar premios Nobel, etc".
Las técnicas para medir el "tamaño" de cualquier región del cerebro aún son bastante nuevas y abiertas a la interpretación, lo que significa que incluso la existencia de tales diferencias cerebrales se asienta sobre bases inestables.
Y, por supuesto, añade, la idea de que hay un cerebro "izquierdo" y un "derecho" es en sí misma un mito.
Qué pasa con nuestras hormonas sexuales? ¿Seguramente deberían tener un impacto muy claro en nuestras mentes y nuestro comportamiento?
Sin embargo, la evidencia ha sido malinterpretada para denigrar las habilidades de las mujeres, cree Rippon.

El concepto de síndrome premenstrual, por ejemplo, surgió por primera vez en la década de 1930. "Y se convirtió en una razón para que las mujeres no recibieran puestos de poder".
Como señala la científica, las mujeres llegaron incluso a ser excluidas inicialmente del programa espacial de Estados Unidos. Había temores de que tuvieran "arrebatos psicofisiológicos temperamentales" a bordo de la nave.
Si bien hoy en día pocos sostienen esta opinión, todavía consideramos que el síndrome premenstrual produce una variedad de cambios cognitivos y emocionales que son poco deseables.
Sin embargo algunos de los síntomas que se dan en ese periodo pueden ser una respuesta psicosomática: el resultado de lo que se espera más que de los inevitables cambios biológicos en el cerebro.
En un estudio realizado por Diane Ruble en la Universidad de Princeton, por ejemplo, a varias mujeres se les dijo que estaban en un momento de su ciclo menstrual diferente del que ellas creían.
Después se les pidió que completaran un cuestionario sobre varios elementos del síndrome premenstrual.
Hay muchos estereotipos en torno al cerebro de las mujeres y de los hombres.
El estudio descubrió que las mujeres a las que se les dijo que estaban en la fase premenstrual informaron de síntomas premenstruales, incluso cuando no estaban en esa etapa del ciclo, lo que respalda la idea de que algunos de los síntomas surgieron de sus expectativas.
Las percepciones del síndrome premenstrual también revelan un cierto sesgo de confirmación entre los investigadores que estudian las diferencias de sexo y género, que han tendido a realizar estudios que respaldan los estereotipos en lugar de buscar evidencias que podrían cuestionarlos.
Rippon dice que las mujeres pueden experimentar una estimulación cognitiva en ciertos puntos del ciclo menstrual pero que esto en gran medida se ha ignorado, debido a la preocupación de los científicos por la debilidad percibida de las mujeres.
Uno de los desafíos de estudiar las diferencias de sexo ha sido incluir y tener en cuenta el papel que juega la cultura.
Incluso cuando se puedan observar diferencias aparentes en la estructura del cerebro, siempre existe la posibilidad de las diferencias surjan debido a la forma en la que alguien es educado en lugar de la naturaleza.
Sabemos que el cerebro es maleable, lo que significa que está moldeado por la experiencia y el entrenamiento.
Y como Rippon observó con el nacimiento de su propia hija, un niño y una niña pueden tener experiencias muy diferentes desde el momento en que nacen, debido a que hay ciertos comportamientos que se fomentan sutilmente.
"Si creemos que existen diferencias profundas y fundamentales entre los cerebros de hombres y mujeres, y más que precisamente por eso, que los propietarios de esos cerebros tienen acceso a diferentes habilidades, diferentes temperamentos o diferentes personalidades, eso afectará nuestra forma de pensar", dice Rippon.
También afectará cómo pensamos sobre otras personas y cuál podría ser su potencial, advierte.
En última instancia, debemos aceptar que cada uno de nosotros tiene un cerebro único, y nuestras habilidades no pueden definirse a través de una sola etiqueta como es nuestro género.
"La comprensión de que cada cerebro es diferente de cualquier otro y no necesariamente en función del sexo del dueño del cerebro es un paso realmente importante en el siglo XXI", insta Rippon.
De un artículo de investigación de David Robson para BBC

 

COMENTE ESTE ARTICULO:
Nombre/Name : E-mail :
Entre su comentario / Your Comment :

 

NuevasRaices-Editors :

manager@nuevasraices.com
Other Articles »

Related Articles :
No Related Content Found - No encontramos articulos relacionados

Email This Article To A Friend - Print This Article
Articles can be E-mailed to a friend and you can get printable versions of your articles, Use your own buttons and links!
Search Articles :
By Creating a simple search form like this anywhere on your site, you'll get a full search engine for your articles

Para ver mas
(Haga click para ampliar)
Esta fotografía sera ampliada