Autoridades Entregan Medidas Provisionales para Reapertura de Escuelas Prek-12

Rating : by 0 users

A medida que los líderes escolares y de salud locales evalúan y ajustan las ofertas de instrucción en 2021, deben equilibrar cuidadosamente los riesgos asociados con la operación durante una pandemia y los efectos a largo plazo de que los estudiantes no asistan a la escuela en persona.

A medida que los líderes escolares y de salud locales evalúan y ajustan las ofertas de instrucción en 2021, deben equilibrar cuidadosamente los riesgos asociados con la operación durante una pandemia y los efectos a largo plazo de que los estudiantes no asistan a la escuela en persona.
Incluso cuando una escuela planifica y se prepara cuidadosamente, durante una pandemia, aún pueden ocurrir casos de COVID-19.
No es posible eliminar todo riesgo de enfermedad en entornos comunitarios, como las escuelas. 
Los estudiantes y el personal que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por COVID-19 deben continuar teniendo opciones de aprendizaje y trabajo remotos.
Según una orden del Comisionado de Salud Pública,  antes de ingresar a la Fase II o III, todas las escuelas públicas y privadas de Virginia debían presentar al VDOE un plan que describiera sus estrategias para mitigar el riesgo de salud pública de COVID-19 y cumplir con las recomendaciones de los CDC y VDHEl 14 de enero de 2021, el Dr. James Lane, Superintendente Estatal de Instrucción Pública, y el Dr. Norman Oliver, Comisionado de Salud del Estado, publicaron la Guía provisional para reabrir PreK-12 
Este nuevo documento incorpora y reemplaza la Guía de fase para las escuelas de Virginia (última actualización en julio de 2020) y la Guía provisional de VDH para medidas de mitigación en entornos K-12 (última actualización en octubre de 2020) emitida anteriormente por el Commonwealth.
VDH y VDOE recomiendan que las escuelas utilicen el marco de Indicadores de CDC para la toma dinámica de decisiones escolares junto con la Guía provisional de VDH / VDOE para evaluar el riesgo de introducción y transmisión del SARS-CoV-2 en las escuelas, para ayudar a informar las decisiones sobre las operaciones escolares. e implementar las estrategias de mitigación necesarias.
Las actualizaciones clave de la guía incluyen:
Consideración del "Nivel de impacto escolar", para las escuelas que anteriormente han estado abiertas para la instrucción en persona. Esto incluye una descripción de cómo las escuelas pueden evaluar el nivel de impacto de COVID-19 en una escuela en particular.
Una matriz de decisiones para ayudar a los tomadores de decisiones a comprender cómo considerar múltiples factores en la toma de decisiones.
Una guía paso a paso para pensar en las decisiones del programa escolar y los factores a considerar
La capacidad de una división escolar para implementar con éxito estrategias de mitigación Y los datos de enfermedades de la comunidad local deben tenerse en cuenta en los planes operativos escolares. Los tres indicadores básicos de los CDC sirven como punto de partida para tomar decisiones sobre qué hacer en una escuela o división, pero no deben dictar únicamente las decisiones que toman las divisiones escolares para servir mejor a sus comunidades. 
A medida que los líderes escolares y de salud locales evalúan y ajustan las ofertas de instrucción en 2021, deben equilibrar cuidadosamente los riesgos asociados con la operación durante una pandemia y los efectos a largo plazo de que los estudiantes no asistan a la escuela en persona.
Incluso cuando una escuela planifica y se prepara cuidadosamente, durante una pandemia, aún pueden ocurrir casos de COVID-19. No es posible eliminar todo riesgo de enfermedad en entornos comunitarios, como las escuelas. Los estudiantes y el personal que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por COVID-19 deben continuar teniendo opciones de aprendizaje y trabajo remotos.
Pero los riesgos de no abrir escuelas deben considerarse cuidadosamente y se les debe dar el peso adecuado. Los cierres de escuelas a largo plazo como estrategia de mitigación de la transmisión de COVID-19 pueden causar daños inadvertidos a los niños; por ejemplo, los niños que no reciben instrucción en persona pueden sufrir una pérdida de aprendizaje con efectos a largo plazo, problemas de salud mental o una posible regresión en las habilidades sociales.
Según una orden del Comisionado de Salud Pública, todas las escuelas públicas y privadas de Virginia debían presentar al VDOE un plan que describiera sus estrategias para mitigar el riesgo de salud pública de COVID-19 y cumplir con las recomendaciones de los CDC y VDH. Además, se requirió que cada división de escuelas públicas presentara un plan para brindar nueva instrucción a todos los estudiantes en el año académico 2020-2021, independientemente de su estado operativo. Estos planes de instrucción deben publicarse en el sitio web de la división.
Las divisiones escolares deben notificar al VDOE sobre cambios sustanciales en sus operaciones y modalidades de instrucción durante el año escolar 2020-2021, y deben enviar una notificación cuando la División planea efectuar cambios en la modalidad de instrucción para uno o más niveles de grado o grupos de estudiantes durante más de 4 semanas. 
Lea todas las instrucciones y recomendaciones en ingles en https://www.doe.virginia.gov/support/health_medical/office/phase-guidance.shtml 


Email This Article To A Friend - Print This Article
Articles can be E-mailed to a friend and you can get printable versions of your articles.
Use your own buttons and links!

Related Articles : Show / Collapse


Comments Show / Collapse Show / Collapse