"Una globalización de La indiferencia nos ha llevado a muchos de nosotros a ignorar los gritos de los pobres, darles la espalda a los marginados y permanecer indiferente a aquellos que luchan por encontrar una vida mejor. Estamos llamados a ayudar a crear las condiciones que conducirán a una mejor vida para todos en el planeta". Papa Francisco

Los inmigrantes que vienen a los Estados Unidos, y particularmente los indocumentados, son particularmente población vulnerable que a menudo ha huido de la violencia y la persecución y a menudo busca seguridad, reunificación familiar, y oportunidad económica.
Dado el trauma que muchos han sufrido, los esfuerzos de la comunidad para acompañar, ayudar y pararse en solidaridad son vitales. Nuestra tradición moral llama a todas las personas de fe y buena voluntad a ponerse de pie en defensa de la vida y dignidad humana, independientemente del estado migratorio de cada uno.
El tema de la Semana Nacional de Migración 2020, "Promoviendo una Iglesia y un mundo para todos", llama la atención sobre el hecho de que cada una de nuestras familias tiene una historia de migración, algunos recientes y otras en el pasado distante. Independientemente de dónde estamos y de dónde venimos, seguimos siendo parte de la familia humana y estamos llamando a vivir en solidaridad con otros.
Durante casi medio siglo, la Iglesia Católica en los Estados Unidos ha celebrado la Semana Nacional de Migración, que es una oportunidad para que la Iglesia reflexione sobre las circunstancias que enfrentan los migrantes, incluidos inmigrantes, refugiados, niños y víctimas y sobrevivientes de la trata de personas. 
Desafortunadamente, en nuestra cultura contemporánea, a menudo no vemos a los migrantes como personas, y en su lugar los vemos como otros desconocidos, si es que nos damos cuenta de ellos. No nos tomamos el tiempo para involucrar a los migrantes de manera significativa, como hijos de Dios, sino que nos mantenemos distantes de su presencia y sospechamos o los tememos. 
Durante esta Semana Nacional de Migración, aprovechemos para involucrar a los migrantes como miembros de la comunidad, vecinos y amigos. Para hacerlo, analizaremos el importante papel que desempeña el cuidado de crianza en la vida de los inmigrantes y refugiados no acompañados, destacaremos las parroquias de MRS organizadas para acoger a los refugiados y examinar las iniciativas locales que están haciendo importantes contribuciones a este respecto.
Tomemos un tiempo durante la próxima Semana Nacional de Migración para reflexionar sobre cómo podemos acoger mejor, proteger, promover e integrar a los migrantes que viven en nuestro medio. 
¿Cómo podemos contrarrestar la globalización de la indiferencia que nos afecta a todos, en un grado u otro? 
¿Qué políticas podemos promover que afirmen la dignidad de los migrantes y mejor asegurar el bien común? 
¿Cómo trabajamos más plenamente para promover una Iglesia para todos?
Es importante que involucre a su comunidad local a través de oportunidades educativas, de defensa y de servicio directo. Encuentre algunas sugerencias sobre cómo puede hacer esto de manera efectiva, y algunas oportunidades en su área que podría ser capaz de participar para este propósito.
Aprenda más en https://justiceforimmigrants.org/take-action/national-migration-week/ https://justiceforimmigrants.org/ 


Email This Article To A Friend - Print This Article
Articles can be E-mailed to a friend and you can get printable versions of your articles.
Use your own buttons and links!

Related Articles :
No Related Content Found - No encontramos articulos relacionados


Submit Your Comment

Your Name :
Your E-mail :
Comment :
 

Comments

Estos son los comentarios para este Articulos - Dejenos su propia opinión

  1.  

    Current Comments