¿ORAR o MEDITAR?


Rating : by 0 users

Las formas de meditación no-cristiana son prácticas de concentración profunda y no de oración.


En la meditación no-cristiana la persona busca en las profundidades del propio yo llegar a la conciencia de la propia divinización.
En la oración cristiana: sea vocal, de meditación o de contemplación, el orante busca a su Dios para rogarle o para adorarle, para conocer Su Voluntad o para dejar que Dios vaya moldeándolo de acuerdo a ella, para manifestarle su amor y para dejarse amar por Dios.
¿Son equivalentes la oración de contemplación y de meditación del Cristianismo y la llamada “meditación” del no creyente? En el Cristianismo, aparte de la oración vocal, como es por ejemplo, el Padre Nuestro, existen dos formas de oración mental:
1) La Meditación, en la cual el orante puede contemplar mentalmente un pasaje de la Sagrada Escritura o una verdad de la Fe, tratando de descubrir, a través de ese discurso de la mente, cuál es la Voluntad de Dios para sí.
2) La Oración de Contemplación, en la cual el orante no trata de razonar acerca de Dios, sino que se queda a solas con Dios en silencio. 
La “meditación” pagana (oriental o de la metafísica) nada tiene que ver con la Meditación Cristiana. 
En aquélla la persona que “medita” busca llegar mediante técnicas especiales que causan estados alterados de la conciencia, al desarrollo de poderes mentales y a ciertas experiencias que se consideran estados de unión con Dios.
Estas experiencias pseudo-espirituales provocadas, en que el hombre se siAente “divinizado” o “poderoso”, son muy distintas a las experiencias de oración cristiana, sea en la forma de Meditación o de Contemplación.
Inclusive, “a veces se intenta cristianizar las formas, como sucedió, por ejemplo, con el centering prayer y el focussing, pero el resultado es siempre una forma híbrida que exhibe poco fundamento evangélico” (De la Instrucción Pastoral del Arzobispo de México sobre el New Age).
Para los creyentes la oración bien hecha y no confundida con técnicas venidas del ocultismo y del paganismo, es la llave que abre nuestro corazón y nuestra alma al Espíritu Santo; es decir, a Su acción de transformación en nosotros. 
Al orar, dicen los creyentes, permitimos a Dios actuar en nuestra alma -en nuestro entendimiento y voluntad- para ir adaptando nuestro ser a Su Divina Voluntad.
La meditación es un entrenamiento para la mente y el corazón que lleva una mayor libertad mental y emocional. Se le asocia normalmente con las tradiciones espirituales más importantes, especialmente con el Budismo, pero más recientemente en occidente se ha adaptado a los contextos seculares incluyendo la sanidad.
En la meditación no hay unas reglas escritas, pero si que hay un conjunto de recomendaciones que ayudan a que esta práctica sea más beneficiosa.


Email This Article To A Friend - Print This Article
Articles can be E-mailed to a friend and you can get printable versions of your articles.
Use your own buttons and links!

Related Articles :
No Related Content Found - No encontramos articulos relacionados


Submit Your Comment

Your Name :
Your E-mail :
Comment :
 

Comments

Estos son los comentarios para este Articulos - Dejenos su propia opinión

  1.  

    Current Comments